Compartir
Twitter

La Oficina del Sheriff del Condado de Alachua, en Florida (Estados Unidos) recibió el domingo una llamada en la que se alertaba de que un tiburón y un caimán habían sido vistos en el mismo arroyo.

Ambos ejemplares fueron descubiertos en Lake Forest Creek, una zona pantanosa de Gainesville. Según los oficiales, el escualo habría sido capturado en otro lugar y depositado en lago, donde perdió la vida.

“La llamada de la semana”, escribieron los agentes en su publicación. “Nunca un momento aburrido”, continuaron.