Compartir

El Departamento de Policía de Colorado (Estado Unidos) informó sobre un extraño suceso en el que se vió envuelto un oso salvaje.

Según los agentes, el animal se subió accidentalmente a un automóvil, quitó el freno de mano y el vehículo comenzó un descenso vertiginoso por una colina.

La Oficina del Sheriff del Condado de Boulder comunicó que el oso presuntamente se había quedado encerrado, y al intentar salir del coche quitó el freno de mano, según indicaron las señales dejadas por el animal en el interior del vehículo.

El automóvil comenzó a recorrer el camino, del que se salió para acabar cayendo por una ladera de unos 30 metros.

“El sospechoso de cuatro patas acabó estrellándose contra un árbol, lo que hizo que una de las puertas del coche se abriera y escapó sin dejar más rastro”, informó el alguacil.