Compartir
Pixabay

Dos ciudadanos de Zaragoza han sido acusados presuntamente de haber vendido a una empresa con sede en Ghana 221.760 botellas de cerveza Heineken y no haber enviado el pedido, informa ‘Heraldo’.

La Fiscalía solicita dos años de cárcel por un delito de estafa, o, alternativamente, uno de apropiación indebida, pena que la acusación particular eleva a tres años de prisión por idénticos delitos.

Los acusados, Eduardo Ismael P. C. y Florentino C. R., figuraban como administrador y apoderado respectivamente en la sociedad FFM2012 Export-Import Interna S. L. Ambos se dedicaban a la importación de mercancía.

Durante el verano de 2015 entraron en contacto con la firma Africopa Ghana LTD, a la que vendieron el suministro de botellas por un valor de 104.227 euros. La empresa africana abonó la cantidad en agosto de este año pero no llegó a recibir el pedido y solicitó la devolución del dinero.

Los acusados devolvieron 62.000 en el mes de octubre y se comprometieron a reintegrar en resto.

El juzgado requirió a los inculpados para que prestaran una fianza de 57.000 euros pero, al parecer, son insolventes.