Compartir
Casper's Bird Rescue

Alrededor de 60 loros de Corella cayeron moribundos del cielo junto a una escuela de primaria de Adelaida, en Australia.

El pasado 10 de julio, los loros comenzaron a caer desde las alturas sobre unos escolares que se encontraban jugando en las instalaciones del colegio, según informa el medio local ‘ABC‘. Según sus maestros, los estudiantes quedaron “traumatizados”.

Una investigación concluyó que las aves, una especie protegida, habían sido envenenadas.

“Recibí una angustiosa llamada telefónica, diciéndome que literalmente estaban cayendo de los árboles, cayendo del cielo, de todas partes”, dijo la ornitóloga Sarah King, encargada de examinar a los animales.  “Tengo 47 años, lo he visto todo, pero estallé en lágrimas por los desgarradores quejidos de los loros (…) Ni siquiera puedo imaginar cómo reaccionaron los niños ante esto”, se lamentó.