Compartir

Agentes de los Mossos detuvieron el 20 de septiembre un hombre de 41 años, de nacionalidad española y vecino de Barcelona, como presunto autor de 17 robos con fuerza en interior de varios establecimientos, especialmente en lavanderías.

La investigación se inició durante el mes de septiembre de 2018 a raíz de las denuncias presentadas por varias personas que denunciaron haber sido víctimas de diferentes robos con fuerza. Los robos se concentraban básicamente en los distritos de Ciutat Vella, Sants-Montjuïc, Eixample y Gràcia.

El modus operandi  era muy similar en todos los caso: el autor entraba en el interior de las lavanderías cuando éstas estaban abiertas en horario diurno y forzaba con un destornillador las máquinas para llevarse la recaudación. En ocasiones, utilizó incluso una sierra eléctrica para llevar a cabo sus fechorías.

Tras la investigación, los agentes pudieron identificar al autor de los hechos y el 17 de septiembre se inició un dispositivo policial para detenerlo.

El detenido se dio cuenta de la presencia policial e intentó huir. En el momento de la detención, se le intervinieron diferentes objetos de otros robos.

La investigación ha permitido acreditar su autoría en 17 robos con fuerza en los últimos dos meses.

Según los propietarios de los establecimientos afectados, los daños ocasionados quintuplica el valor del dinero sustraído. En la mayoría de casos la recaudación diaria ascendía a una cifra de entre 200 y 300 euros, mientras que el valor de los daños es de entre 1.000 y 1.500 euros.

El detenido pasó a disposición judicial sábado, 22 de septiembre, y el juez decretó su ingreso en prisión.