Compartir

Un equipo internacional de astrónomos en el que participan expertos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha detectado la presencia de vientos huracanados en la superficie de Titán, el mayor satélite de Saturno.

Titán es el único satélite del Sistema Solar con una atmósfera compleja, similar a la de la Tierra primitiva y, hasta la fecha, se creía que en su alta atmósfera no había energía suficiente para desencadenar vientos tan veloces.

Publicados en la revista Nature Astronomy, los resultados de este estudio revelan justo lo contrario. Según los investigadores, vientos muy confinados y veloces, de hasta 340 metros por segundo, soplan en la alta atmósfera, alimentados por ondas procedentes de la baja atmósfera.

Titán es el único satélite del Sistema Solar que presenta una atmósfera densa y cuenta con un ciclo similar al hidrológico terrestre, pero controlado por metano. Posee dunas, ríos y lagos.