Compartir
SWNS

Una oficial de policía ha sido apartada de su cargo después de que la agente invitara a salir a una joven a la que había convencido para que no se suicidara lanzándose desde un puente.

Jennifer Regan, de 38 años, conoció a la joven de 19 en 2018, cuando ésta intentaba suicidarse arrojándose desde un puente en Reino Unido. Regan le convenció de no hacerlo, tal y como informa ‘DailyMail‘,

Según consta en el informe judicial, posteriormente a los hechos, Regan intercambió mensajes de texto y correos electrónicos con la mujer, a la que incluso invitó a su casa.

La oficial ha sido declarada culpable por un juzgado británico acusada de una falta grave, también ha sido despedida del cuerpo de policía.

“Buscó y trató de establecer una relación personal, emocional e íntima, totalmente inadecuada, con la adolescente, que era vulnerable a un abuso de confianza o poder”, consta en el escrito de la sentencia.

La joven suicida había ingresado en un hospital tras haber intentado suicidarse con una sobredosis de paracetamol. Cuando se encontraba bajó observación, la chica escapó e intentó lanzarse al vació por un puente. Allí fue donde los caminos de estas dos mujeres se cruzaron.

Tras disuadirla, la agente le envió un correo electrónico ofreciéndole que se reunieran “para charlar y tomar una cerveza”. Este hecho supone una violación del protocolo de actuación.

La policía llegó a escribirla en un mensaje en el la invitaba a su casa en el que le decía: “no quiero que sea una visita de una sola vez, me gustaría estar en contacto contigo porque creo que tú eres una gran persona y creo que podrías hacerme sonreír mucho. Lol xx”, escribió dejándole claras sus intenciones. 

Regan admitió haber enviado los mensajes e invitar a la mujer a su apartamento, pero negó haber actuado de manera inapropiada.

La agente está dispuesta a recurrir la sentencia.