Compartir

El cuerpo de un difunto que llevaba nueve días sepultado fue desenterrado en la localidad colombiana de Llorente después de que varias personas aseguraran haber escuchado gritos desde el interior de su tumba.

El cuerpo de Fidel Pantoja fue trasladado a un centro médico para evaluar su estado

“¡Esto es un milagro, un milagro de Semana Santa!”, gritaba la multitud congregada en la puerta del centro de salud para presenciar la supuesta ‘resurrección’ del vecino fallecido.

Sin embrago, los forenses no enconaron signos vitales en el cuerpo de Pantoja y certificaron su muerte por segunda vez.

Fidel Pantoja falleció a los 50 años por problemas relacionados con su salud el pasado 7 abril.