Compartir

Dos turistas han denunciado cómo les cobraron a precio de oro una sencilla comida compuesta por dos hamburguesas y tres cafés. Cuando vieron la cuenta, la pareja no podía salir de su asombro, porque era un verdadero timo, 81 euros.

Ante la insólita factura, decidieron colgar la foto en Facebook para criticar lo sucedido. En el ticket que se ha viralizado, se observa cómo les pidieron 50 euros por los dos platos; 16 euros por tres cafés (dos cappuccinos y uno americano); y 8 euros por el servicio de mesa en un bar de Roma.

La pareja de turistas no miró los precios antes de sentarse en el polémico Caffè Vaticano, situado cerca de la Ciudad del Vaticano.