Compartir

La Policía China no ha querido perder a su particular ‘Sherlock Holmes’ canino y ha decidido clonarlo. Ahora el cachorro, un perro lobo de Kunming, al que han bautizado con el nombre de Kunxun, se incorporará a sus filas.

La clonación del perro policía se enmarca en un programa especial que confía en reducir los tiempos de entrenamiento y el costo de los animales que participan con las fuerzas de seguridad.

Los datos registrados por la empresa responsable de su creación, Sinogene Beiotechnology, con sede en Beijing, Kunxun nació el 19 de diciembre de 2018 con un peso 540 gramos y 23 centímetros, según ha publicado ‘CNN’.

El gen clonado pertenece a una excelente perra policía de 7 años llamada Huahuangma, que ayudó a solucionar 12 asesinatos y trabajó en otras 20 investigaciones criminalísticas. El Gobierno le otorgó el premio al mérito para perros de primera clase.

Según ‘Pueblo en línea’, el ADN de Kunxun, coincide al 99,9% con Huahuangma; su entrenamiento se inició hace tres meses, tras llegar a una base de la provincia de Yunnan y confían en que en 10 meses sea ya un perro policía.