Compartir

El departamento de Policía de Purbeck, en Reino Unido, compartió en las redes sociales la fotografía de un coche cubierto por una red de camuflaje, propiedad de un vecino que se desplazó hasta una zona protegida para hacer una barbacoa.

Los agentes encontraron el vehículo el martes por la mañana mientras patrullaban por la reserva, donde está prohibido acampar y hacer fuego.

“Una mañana ajetreada en Studland. Encontramos este innovador vehículo en Ferry Road. No fue su camuflaje lo que nos hizo parar, fue el olor a barbacoa”, escribieron los agentes en su publicación.