Compartir

Los hechos ocurrieron este pasado fin de semana en O Calvario (Vigo), cuando varios vecinos alertaron del humo que salía de una vivienda.

Una vez que allí se personaron los Bomberos y la Policía Nacional  pudieron comprobar cómo en el interior del inmueble había seis gatos en un estado lamentable como consecuencia del humo que habían inhalado los animales.

Los efectivos no dudaron en sacar a los gatos al exterior donde les practicaron un masaje de reanimación hasta que recobraron la respiración