Compartir
Baby boxes / BBC

El abandono de bebés recién nacidos se ha convertido en un problema en los Estados Unidos. Para combatirlo, la organización  ‘Safe Haven Baby Boxes’ ha lanzado una polémica campaña que tiene la intención de concienciar a la población sobre el abandono infantil.

La ONG con sede en Michigan ha fabricado unas urnas, parecidas a un buzón de correo donde depositar la bebé no deseado. Una vez que el recién nacido se encuentra en el interior del habitáculo, una alarma avisará a los servicios de emergencia. La ‘incubadora postal’ también cuenta con reguladores de temperatura para que el bebé se encuentre lo mejor posible.

La iniciativa ha causado una gran polémica entre los norteamericanos. El Gobernador de Michigan, Rick Snyder, ha prohibido la instalación de ‘Baby boxes’ en el estado al considerar una conducta inapropiada “permitir que los padres puedan renunciar a su bebé simplemente depositándolo en un lugar, en vez de entregarlo a un oficial de la policía, bomberos o a empleados de hospitales”.

El último ‘buzón’ fue instalado en diciembre dentro del cuartel de bomberos del estado de Indiana.