Compartir

Uno de los ejemplares de ligre criados en Estados Unidos, conocido por sus propietarios como Apollo, se ha convertido en los últimos días en un fenómeno viral en las redes sociales debido a su gran tamaño y el carácter dócil que muestra en las imágenes difundidas en Instagram, Facebook y Youtube.

Apollo vive en Safari Myrtle Beach ubicado en Carolina del Sur y pesa 329 kilos, pero de momento está lejos de ocupar las páginas del Guinness World Records.

Oficialmente, el ligre más grande del mundo es el ejemplar conocido como Hercules (418 kilos), que vive también en el Safari Myrtle Beach y es algo así como el tío de Apolo, según han explicado sus cuidadores, Mike Holston y Kody Antle.

Los ligres son híbridos por el cruce de un león y una tigresa (denominación científica Panthera leo × P.tigris), del que sólo se conocen ejemplares criados en cautividad.

Las primeras referencias a cruces forzados entre leones y tigresas se remonta al siglo XVIII en la India como una curiosidad fomentada por colonos ricos o naturalistas lamarckistas (que negaban la teoría evolucionista de Darwin y Wallace), como Étienne Geoffroy Saint-Hilaire.