Compartir

Mikayla Saravia se gana la vida sacando la lengua. La joven influencer se embolsa cada año una cifra redonda, nada más y nada menos que 100.000 dólares (más de 90.000 euros) por chupar helados, frutas y otros productos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

The sun got us glowing!! 🌞 @iamthmpsn 🎻❤️ Comment LICK letter for letter and I’ll reply

Una publicación compartida de KKVSH (@kkvsh) el

Saravia, originaria de los Estados Unidos, vive en Westa Palm Beach, en Florida (EE.UU), y tiene más de 2.000.000 de seguidores en su cuenta de Instagram. Su larguísima lengua es una marca registrada y se embolsa entre 900 y 3.000 dólares por compartir fotos y videos de ella misma lamiendo alimentos, tal y como contó en una entrevista a ‘ladbible‘.

“Hago anuncios y monetizo mis vídeos en YouTube y mi aplicación. También vendo mercancía en mi sitio web”, explicó . “El año pasado gané un poco menos de 50 mil dólares y en este ya dupliqué esa cantidad”, matizó.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

You got me thinking #badtings 👅 🍌 💦 @baddtattoo y’all wild for this one! #badtings #baddtattoo #badtingschallenge

Una publicación compartida de KKVSH (@kkvsh) el

Cada video de esta ‘deslenguada’, que se considera una chica “normal”, tiene un millón de reproducciones, como mínimo.