Compartir

Una pareja del estado de Pensilvania (EE.UU.) ha sido arrestada después de que la policía incautara un cerebro conservado en formol escondido debajo del porche de su caravana, aparcada cerca de la ciudad de Newville del citado estado.

Uno de los arrestados, Joshua Lee Long, confesó a las autoridades que utilizaba el formol del frasco para empapar en él sus ‘canutos’ de marihuana y conseguir un ‘colocón’ más fuerte, informó ‘WGAL’.

Un médico forense confirmó que el cerebro había pertenecido a un cuerpo humano y que probablemente había sido utilizado con fines educativos y sustraído de alguna escuela u hospital de la región.

“En este punto, ahora estamos tratando de averiguar de dónde vino. Esperamos que si a alguien le falta un cerebro se ponga en contacto con nosotros “, manifestó un policía involucrado en el caso.

El arrestado no fumaba solo. De acuerdo con la documentación judicial, Joshua Lee Long compartía esos momentos “alucinantes y peligrosos” con su novia Robby Zoller, con quien vivía en la caravana.