Compartir

Un turista norteamericano ha sido condenado a cumplir 130 días de cárcel por molestar a un bisonte en el parque de Yellowstone. El hombre, que fue grabado en vídeo, salió de su coche para intentar acosar y molestar al animal, que pasaba por medio de una carretera.

Este animal, que es una especie protegida del parque nacional, no pueden ser cazado, ni acosado por los turistas, ya que pueden lesiones. Esta especie se encuentra en muy pocos lugares de Estados Unidos ya que está prácticamente extinguido, como ya ha ocurrido en el país con los pumas. 

Molestar, herir o asesinar a estos animales puede acarrear multas o incluso en este caso, documentado en vídeo, la cárcel.