Compartir

La reacción de una policía local argentina ha sorprendido a todo el mundo. Su historia se ha convertido en viral y ha sido reproducida miles de veces en las redes sociales. 

Se llama Celeste Ayala y en las imágenes se puede ver cómo está sentada en un pasillo con su uniforme de policía y amamantando a un bebé. 

La agente de la Bonarense estaba de servicio en el hospital de niños de La Plata. Escuchó el llanto de un bebé que no paraba y pidió permiso para darle el pecho y tranquilizar al pequeño. 

“Quiero hacer público este gran gesto de amor que tuviste hoy con este bebito, que sin conocerlo no dudaste y por un momento cumpliste cómo si fueras su madre, no te importó “la mugre y el olor” como los señores profesionales del hospital manifestaban. Cosas así no se ven todos los días. Hoy 14 de agosto, día de la mujer policía, te pasaste compañera” escribió su compañero en Facebook.