Compartir

Dentro de la familia real británica, la reina madre siempre fue un icono y un ejemplo a seguir, querida por todo el mundo. Su talante y buen hacer hizo que fuera una figura fundamental dentro de la estructura de una familia muy compleja llena de normas.

Hace 15 años que Isabel Bowes – Lyon falleció y entre las últimas decisiones que tomó fue la de dejar más dinero de su herencia a Harry que a William. ¿Por qué hizo eso? No es que tuviera predilección por el más joven de los hermanas, la reina madre los adoraba por igual. 

Isabel sabía que William sería rey algún día por derecho y esa posición beneficiaria económicamente al rey y a su familia, en cambio Harry solo perderá puestas en la línea de sucesión al trono. La reina madre fue justa hasta el último momento.