Compartir

El programa de citas “First Dates” seleccionó a Sergio, un emo-punk que ha dejado con la boca abierta a la audiencia cuando hizo su entrada en el restaurante. Sergio iba a tener una cita con Marta, una chica que iba por segunda vez y cuya primera cita fue un desastre.

Sergio se considera un “friki de los videojuegos” y se pasa la mayor parte del tiempo jugando. “Me considero emo-punk porque me gusta la cultura y el estilo” dijo Sergio. Hasta aquí lo normal.

El momento raro y por el que Sergio será recordado en el programa viene cuando Matías le pregunta si quiere algo para beber. El comensal le propone “¿Un chupito de lejía?, ante la atenta mirada del barman que no sabía muy bien qué decir o cómo actuar. 

Finalmente Sergio tuvo que conformarse con una Cocacola, viendo que los chupitos de lejía no estaban en la carta. Marta, su cita, escuchaba atónita la conversación y sus peticiones tan inusuales. “Tiene un humor un poco negro, pero bueno, es gracioso”, se excusaba ella en las entrevistas.