Compartir

Un submarinista se encontraba realizando maniobras de buceo en las costas de Egipto cuando una agrupación de miles de peces le rodean ante la presencia de un tiburón ballena que se le acercaba por la espalda.

El submarinista se dejó rodear por los peces y se mantuvo tranquilo mientras otro compañero buzo grababa la escena. Los peces rodearon al hombre para aumentar su método de defensa, que consiste en agruparse en una gran masa y así confundir a su depredador.

Según informa 'La Provincia', el submarinista no era consciente del enorme tiburón que tenía a sus espaldas por el enorme banco de peces que le rodeó y daba vueltas alrededor de él. Es la primera vez que tienen constancia de que un banco de peces rodee a un submarinista para protegerlo y protegerse a ellos mismos, además de dejar una evidencia grabada. ''Los peces buscaban protección del tiburón ballena acercándose al submarinista'' según informan los expertos.

Pese a los espectacular de las imágenes y de las enormes dimensiones de esta especie de tiburón, este no ataca a los humanos, ya que se alimenta de pequeños seres marinos como peces, cangrejos, y sardinas, aparte de plancton, algas, y krill.

Por otra parte, la forma de alimentarse de estos tiburones es similar a la de las ballenas, absorbiendo gran cantidad de agua y filtrando el alimento que es capaz de engullir.