Compartir

En el municipio de Sangonera de la Seca (Murcia) un tigre apostado en la avenida principal del pueblo ha provocado el susto de un vecino. Pero, para sorpresa de todos, el animal resultó ser de peluche.

Un hombre vio al falso animal descansando debajo de un olivo y llamó a la Policía Local, que se trasladó en la zona. Según informa 'La Opinión de Murcia', al llegar al lugar, los agentes se dieron cuenta que no se trataba de un tigre de verdad, sino de peluche.

En el Twitter de la Policía Local de Murcia han empezado las bromas sobre el curioso descubrimiento, que hasta han llegado a darle un nombre al tigre de peluche, Paco.