Compartir

Una familia china decidió cargar la batería de su moto eléctrica, cosa aparentemente inofensiva. La sorpresa fue que la moto explotó, invadiendo en llamas toda la habitación, y afectando a otras partes de la casa.

El humo que causan estas baterías al incendiarse es altamente tóxico. Nadie resultó herido.