Compartir

Los seres humanos cuidan de los animales como si fueran personas. Así ha ocurrido en Zúrich (Suiza) y Viena (Austria), donde la policía ha querido ayudar a los perros policías a protegerse del calor con un calzado especial. Esta acción se debe a la ola de calor que viven ambos países desde hace varios días.