Compartir

Las fuertes lluvias, que durante el pasado fin de semana azotaron Suecia, dejaron unas divertidísimas imágenes en una estación de tren de la ciudad de Uppsala que quedó inundada por el agua. Según 'The Local', la lluvia dejó el paso subterráneo que sale de la estación inundado con agua a la altura de la rodilla.

Muchos ciudadanos vieron una oportunidad de divertirse y chapotear en tan curioso escenario; varios de ellos acudieron a la estación con flotadores, gafas de buceo y otros accesorios marinos.

“No diría que fue el agua más fresca en la que me he bañado, así que tuve que tener un exfoliante real en la ducha”, comentó una testigo a 'The Local'.

Finalmente, el agua fue bombeada y la estación ha recobrado la normalidad, informa 'Business Insider'.

God mode #uppsala #regn #wtf

Una publicación compartida de Sebastian Borg (@lil_burk_) el