Compartir

Tres personas, dos hombres y una mujer,  robaron el pasado 28 de julio un tiburón del acuario de San Antonio, Texas, en Estados Unidos, y para sacarlo del recinto lo introdujeron en el interior de un cochecito de bebé.

Las Imágenes de las cámaras de seguridad muestran cómo el grupo aprovechó la distracción de un guardia  y sacó al tiburón, un suño cornudo de 40 centímetros, de una piscina, y lo colocan en el interior del cochecito para, posteriormente, abandonar el recinto.

Tras la denuncia, los ladrones pudieron ser localizados y el ejemplar devuelto al acuario.