Compartir

La escena sucedió en Estados Unidos, cuando la empleada propinó una paliza a una clienta por querer rellenar su vaso de agua con un refresco, cuando no había pagado por dicho servicio.

Según informa `La Sexta´, McDonald's está investigando el incidente.