Compartir

A partir de las 20:00 horas, el hospital de Reggio Calabria a partir de las se termina con el suministro de escayolas, así que romperse una pierna o un brazo puede convertirse en un problema serio. Los pacientes deberán esperar cal día siguiente, cuando el pabellón de Traumatología vuelve a abrir con sus (pocos) especialistas y todo el material necesario, para curar de forma correcta sus fracturas.

Al menos cuatro casos han sido documentados, en los que las fracturas y luxaciones han sido curadas con el uso de vendas y cartón para inmovilizar las extremidades. Los pacientes tienen que quedarse con el apaño por lo menos hasta el día, cuando traumatología vuelve a abrir. Por la noche, es Urgencias que se ocupa de las fracturas y lesiones y no dispone del material necesario.

''Es una situación de tercer mundo'' afirma Gianluigi Scaffidi, representante del Anaoo (Asociación de Médicos de la región de Calabria), que ha denunciado la situación. El representante afirma que el problema está en que la estructura hospitalaria es la única en la provincia y necesita una redimensionamiento para satisfacer las necesidades de los usuarios.