Compartir

Una mujer de origen chino falleció  el pasado 17 de julio ocho días después de haber sido mordido por una víbora que había comprado por Internet, según ha informado la agencia oriental Xinhua. Acorde con el mismo medio, la víctima había comprado el reptil para elaborar alcohol de serpiente, un licor tradicional con supuestas virtudes curativas, muy apreciado en el país.

La mujer de 21 años, residente en la provincia de Shaanxi, fue atacada por una bungarus rayada, una especie muy venenosa,  que había adquirido en la página web 'Zhuanzhuan'. 

Según la empresa de transporte que entregó el paquete, desconocían su contenido.