Compartir

Según informa `El Diario Montañés´, el joven “cogió la caja registradora, destrozó toda la cristalería que tenía por delante al arrancarla de la pared, rompió una ventana para salir de allí y se fue de allí llevándose un puñado de monedas y dejándose el DNI”.