Compartir

Una sombrilla, que por culpa del viento voló incontrolada, se clavó ayer por la tarde en la pierna de una turista británica de 67 años que tomaba el sol tranquilamente en la costa de Nueva Jersey EE.UU.), informa el 'New York Post'.

Una ráfaga de aire hizo provocó que la sombrilla volara varios metros y fuese a clavarse en el tobillo de la turista en Seaside Heights (NJ), que tuvo que ser atendida por los bomberos, quienes usaron un cortador de pernos para extraer el palo de la sobriila del cuepo de la mujer. 

Reynolds fue trasladada al Centro Médico de la Universidad de Jersey Shore, en Neptune.