Compartir

La niña, con una cuerda atada a la cintura descendió varios pisos en ascensor mientras su hermano desde fuera sostenía ésta.

El resultado fue que la niña fue lanzada por el interior del ascensor, con la cuerda tensada por el hermano y por la misma puerta, con la posterior caída. No sufrió heridas de gravedad salvo unos hematomas en piernas y cabeza.