Compartir

Un hombre de 54 años fue detenido en la madrugada del domingo después de que arrojara una falsa granada de mano en el interior de un contenedor situado junto a un local de ocio en Valencia.

Los hechos sucedieron sobre las dos de la madrugada cuando el detenido amenazó “con que iba a pasar algo muy grave” antes de entrar en un local, tal y como informa 'ABC'.

Los agentes alertados se personaron en una calle del distrito de Trànsits, donde localizaron al hombre. Posteriormente, encontraron el artefacto explosivo en el interior del contenedor y solicitaron la intervención de la unidad TEDAX, y se estableció un perímetro de seguridad.

Los especialistas determinaron que la granada no era real y detuvieron al sospechoso como presunto autor de un delito de desórdenes públicos.

El detenido, que no tiene antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.