Compartir

Las cámaras de un 'cat café' de Osaka han captado los instantes que precedieron al terremoto del pasado 6 de julio. Pocos momentos antes del seísmo, los gatos sienten algo anómalo y empiezan a correr y a buscar amparo.