Compartir

La Policía Nacional acudió en plena madrugada a la calle Preciados de Madrid, alertados por la llamada de un vecino que denunciaba la proyección de un video pornográfico en uno de los luminosos de una tienda de la citada calle.

Según las investigaciones fue un hacker el responsable de los hechos, que pirateó un anuncio publicitario parta emitir en su lugar una escena pornográfica. 

Las autoridades cubrieron con un pantalla el luminosos y contaron con la ayuda de los bomberos que lograron desconectar el luminoso, tal y como adelantan desde 'ABC'.