Compartir

Una niña canadiense de 9 años y con parálisis cerebral se ha convertido en una heroína nacional al salvar a su hermano, un bebé de meses, de morir ahogado.

Lexie Comeau-Drisdelle, residente en Nueva Escocia (Canadá) sufre parálisis cerebral y un trastorno grave en sus habilidades motoras que no impidió salvar la vida de su hermano cuando éste cayó en un estanque, en el patio trasero de su casa. 

La familia estaba preparando la celebración del cumpleaños de Lexi cuando Leeland, su hermano de 18 meses, salió de la casa y gateando llegó hasta el estanque donde se precipitó, informó 'Global News'.

Al percatarse de que Leeland estaba en peligro, Lexi, que utiliza una silla de rueda y que no puede hablar, comenzó a señalar hacia el estanque para alertar sus padres, según recoge la 'BBC'.

Fue la abuela de los niños quien se dio cuenta de las advertencias de la menor y pudo rescatar al bebé del agua en el último momento. “Ella le salvó la vida, seguro. Lo hizo porque las cosas sucedieron tan rápido”, relató orgullosa su madre, Kelly Comeau-Jackson, a 'Global News'.

La niña ha sido galardonada por su actuación. “Los héroes vienen en todos los tamaños. Fue un verdadero placer reconocer a la joven Lexi por alertar a su madre cuando su hermano pequeño se cayó a la piscina”, tuiteó el alcalde de Halifax, Mike Savage, el 4 de julio.