Compartir

Un pasajero y una pasajera de un autobús de línea en Nizhni Nóvgorod (Rusia) mantuvieron una ardua discusión, en la que no cruzaron palabra, por ir con la ventanilla  abierta o cerrada.

Durante más de cuatro minutos, como si de un partido de tenis se tratase, mientras el hombre abre la ventana, una mujer sentada delante de él la cierra.

Fue otro pasajero del autobús quien grabó las curiosas imágenes. Según diferentes medios en el interior del vehículo había una temperatura de 27º.

Desafortunadamente, el vídeo acaba antes de que conozcamos quien se llevó el gato al agua.

¡Vaya par de cabezotas!