Compartir

El fuerte olor del perfume de una pasajera de un tren de alta velocidad en China activó la alarma antiincendios del vehículo en pleno trayecto causando retrasos en la red ferroviaria de la provincia de Henan (China).

El tren cubría la ruta entre Zhengzhou a Anyang cuando detuvo su trayecto el pasado martes. El sistema informático informó a los inspectores de que la alarma contra incendios había saltado en el vagón número 3. Tras comprobar que no existía fuego en el interior del convoy, se percataron de un fuerte olor que provenía de uno de los baños del convoy.

El servicio estaba ocupado por una mujer que desprendía un fuerte olor a perfume, por lo que los técnicos ferroviarios determinarom que había sido la fuerte concentración de la fragancia en el aire la responsable de la alarma.