Compartir

Un seguidor de la selección mexicana acudió a uno de los partidos de su combinado ataviado con un curioso disfraz. El aficionado se vistió con un delantal de color blanco con el escudo nacional de México cosido a la altura del abdomen, adornado con una franela roja en su cintura.

Al llegar a uno de los tornos de entrada al estadio esperó su turno para que la policía le registrara. 

Mientras el agente de seguridad palpaba su cuerpo en busca de algo sospechoso, un amigo del hincha le grababa con el teléfono móvil. Cuando el oficial le pidió que retirara la franela de su cintura para inspeccionar esa parte del cuerpo, un enorme pene de felpa y de color negro hizo su aparición ante el asombro y la risa contenida del policía.

La grabación fue compartida en las  redes sociales donde se ha vuelto viral. 

El incidente no pasó a mayores.