Compartir

Los integrantes de la selección de fútbol de Arabia Saudí se llevaron un buen susto cuando el avión que les trasladaba a la ciudad rusa de Rostov sufrió un incendio en uno de sus motores durante el aterrizaje.

Aunque se vivieron momentos de tensión, afortunadamente todo quedó en un susto. La delegación se encuentra en perfecto estado.