Compartir

Una mujer de 28 años, desempleada, madre de dos hijos y sin antecedentes criminales, ha sido detenida como principal administradora de una plataforma digital de la 'deep web' o 'web profunda' francesa, según informa 'El economista'.

La mujer era la responsable de la página 'Black Hand' (Mano Negra) que durante dos años ha estado comercializando de manera ilegal estupefacientes, armas, documentación falsa, y datos bancarios de terceros, entre otras cosas. En la operación, que ha durado un año, junto a la joven han sido detenidas otras tres personas y se han incautado 4.000 euros en metálico y otros 25.000 euros en criptomoneda.

La mujer fue arrestada en la región de Lille, al norte de Francia, y “era conocida bajo el seudónimo de Anoushka, aunque tuvo otros, como Hadès”, explicó un responsable del operativo realizado por la Dirección francesa de Inteligencia e Investigaciones Aduaneras (DNRED). Las mismas fuentes explicaron que no fue ella la que creó originariamente el sitio web, sino que lo heredó de otro pirata informático.

La 'web produnda' hace referencia al contenido web que no está indexado en los motores de búsqueda tradicionales. Para acceder a su consulta, se precisa de aplicaciones especificas. Se trata de un mercado negro, donde se puede adquirir todo tipo de productos ilegales, incluso contratar sicarios. Los pagos en la 'web profunda', normalmente, suelen realizarse en criptomoneda.