Compartir

Un hombre de nacionalidad indonesia murió aplastado por el féretro de su madre durante el entierro de ésta en Indonesia.

Los hechos ocurrieron el vienes, en el valle de Parinding, al suroeste de la isla. Durante el velatorio, el ataúd se desprendió de una torre funeraria y cayó sobre Samen Kondorura, de 40 años e hijo de la fallecida, aplastando su cuerpo contra el suelo, informaron las autoridades locales el domingo.

La víctima murió en el hospital como consecuencia de sus heridas.

Las torres funerarias son conocidas como 'lakkian'. El difunto es colocado en lo alto y antes de darle sepultura se realizar una ceremonia. 

La tragedia fue registrada en vídeo y las imágenes fueron subidas a las redes sociales.