Compartir

Conseguir entradas para el Mundial de Rusia pasó a ser una tarea imposible al poco tiempo de comenzar a venderse. Y hay quien es capaz de hacer todo lo posible para ver a su país participar en una Copa del Mundo. Es el caso de este peruano, Miguel F., que decidió engordar 25 kilos para poder ir a Rusia a ver a Perú.

La razón por la que Miguel ha engordado tanto es que “las localidades se acabaron pronto y no me podía quedar sin Mundial. Antes incluso que mi equipo está Perú. Fui a todos los partidos y me había jurado a mí mismo el estar en Rusia, pero solo quedaban entradas de movilidad reducida. Uno de los requisitos era sufrir obesidad mórbida y yo estaba en 30 de índice de masa corporal cuando debía estar en 35. Me faltaban 25 kilos“, comentó el aficionado.

Compré las entradas y luego empecé a engordar. Comía de todo, sobre todo hidratos de carbono. Tenía tres meses para presentar el certificado de obesidad y por suerte lo cumplí“, dijo con orgullo Miguel. Las declaraciónes de locura no acabaron ahí, ya que, según Miguel, “un amigo pensó en romperse la pierna, pero al final no se animó“.

“Primero compré la entrada y después empecé a engordar. Comía de todo, mucho hidrato de carbono. Tenía tres meses para presentar el certificado médico de obesidad corporal. Por suerte pude cumplirlo y la FIFA lo aceptó”, dijo según publica 'La República'.