Compartir

McDonald's está a punto de decir adiós a uno de sus grandes clásicos: Las pajitas de plástico con las que cada día millones de sedientos clientes disfrutan de sus bebidas que acompañan al 'Big Mac'. 

La empresa americana ha decidido cambiarlas con el objetivo de contribuir al cuidado del medioambiente. Así, a partir de septiembre, se eliminarán primero en los restaurantes del Reino Unido y de Irlanda para, posteriormente, extender su cambio a otros países donde la cadena de hamburgueserías está presente. 

A cambio, se sustituirán las pajitas de plástico por otras de papel, mucho más respetuosas con la naturaleza. 

Se estima que Reino Unido utiliza 8500 millones de pajitas de plástico al año, según los datos facilitados por la Marine Conservation Society.