Compartir

La Audiencia Provincial de Alicante ha exculpado al youtuber MrGranBomba del delito de injurias graves al considerar que la palabra “caranchoa” no es injuriosa ni calumniosa, entre otras cosas porque no aparece en el diccionario de la Real Academia Española.

MrGranBomba saltó a la fama en diciembre de 2016 tras publicar un vídeo en el que recibía un bofetón tras llamar 'caranchoa' a un repartidor, al que su insulto no hizo gracia.

Primeramente, MrGranBomba demandó al trabajador, al que el juez obligó a pagar una multa de 30 € por agresiones; seguidamente fue el repartidor quien demandó al youtuber al que pidió 500.000 euros por un delito de injurias graves con publicidad. Una jueza admitió a trámite la demanda y fijó una fianza de medio millón de euros para el joven.

Ahora la Audiencia Provincial de Alicante ha archivado el caso. Según el tribunal de justicia, “la expresión caranchoa no tiene la gravedad suficiente para ser constitutiva de infracción penal” y, de hecho, “no tiene la entidad de ser graduada como injuria grave, siendo un término inexistente en el diccionario de la Real Academia de la Lengua”.