Compartir

Una persona con el rostro cubierto con un pasamontañas arrojó una granada de mano en el interior de un club nocturno el pasado domingo de madrugada. Los hechos ocurrieron sobre las seis de la mañana en Sumy, al noreste de Ucrania.

Según informaron medios locales, la discoteca estaba apunto de cerrar por lo que en su interior apenas quedaba gente. En las imágenes captadas por la cámara de seguridad del local, se puede apreciar como el hombre quita la anilla del explosivo y lo lanza hacia el interior del club, para, posteriormente, huir corriendo del lugar.

Los clientes que fueron testigos de lo que estaba sucediendo pudieron salir a tiempo, pero desgraciadamente, la bomba hizo explosión, y dejó un balance de 8 heridos que debieron ser hospitalizados. Dos de ellos continúan en estado crítico, tal y como 'Infobae' .

Un hombre de 28 años ha sido arrestado como el principal sospecho. Por el momento, se desconocen los motivos que le llevaron a cometer los hechos.