Compartir

Un grupo de nueve presos en argentina se ha declarado en huelga de hambre y exigen que se les repare el sistema de televisión por cable para poder ver los partidos del Mundial de Rusia 2018.

Nueve reclusos de una comisaria de la ciudad de Puerto Madryn, a unos 1.300 Km al sur de Buenos Aires, han iniciado una huelga de hambre reclamando la reparación del sistema de televisión que lleva estropeado varios días: “El sistema de televisión por cable es un derecho indispensable para toda persona privada de su libertad. Hace tres días que no anda. Hemos tomado la decisión de no recibir la ración de comida correspondiente hasta tanto se solucione dicho problema”, informaron este martes los presos, en una nota manuscrita a las autoridades. 

Los reclusos, también presentaron un habeas corpus para hacer valer sus derechos y presentarse al juez cuanto antes para que éste pueda resolver la situación antes del comienzo de la competición el próximo jueves.