Compartir

Un pastor protestante murió devorado por un cocodrilo mientras bautizaba fieles en un lago al sur de Etiopía, África, según informaron varios medios locales.

La  víctima, el reverendo Docho Eshete, de 45 años, perdió la vida el pasado domingo en el lago Abaya, el segundo más grande de Etiopía, mientras bautizaba fieles durante un servicio en el que se presentaron 80 personas, Eshete había bautizado a la primera cuando emergió del lago un cocodrilo que lo arrastró agua adentro, según informó la radio local 'Bisrat FM'.

Los files intentaron sacar al sacerdote fuera del lago pero la fuerza del animal se lo impidió y el reverendo fue devorado en el acto.

El cocodrilo escapó ante la intervención de unos pescadores locales que lanzaron redes al lago, de unos 60 kilómetros de largo por 20 de ancho, para recuperar el cadáver del reverendo.