Compartir

Un niño de tres años y de nacionalidad israelita ha sorprendido a todos los expertos después de que le escucharan hablar en un inglés fluido, con acento británico, y sin haberlo aprendido previamente.

El pequeño se llama O'Neal Mahmud, y al parecer no dijo su primera palabra hasta los dos años. Según contaron sus padres en el programa Panim Amitiim (Caras Verdaderas, en hebreo) del Canal 10 de la televisión israelí.

Tras mascullar algunas palabras ininteligibles, el pequeño comenzó a hablar en un inglés fluido, continuaron explicando sus progenitores, vecinos del pueblo árabe de Majdal Shams, en los Altos del Golán. “No entiendo todo lo que dice, y a veces le contesto: 'yes, okey' (sí, vale) sin comprenderle”, relató su abuelo, Yaya Shams.

Durante la retransmisión del programa se ve y se escucha al pequeño reconociendo en inglés diversos objetos y pronunciando palabras como “rectángulo”, “catarata” o “motocicleta”, sin saber los equivalentes en árabe. Según los tutores, el menor llegó a hablar “como si del rey de Inglaterra se tratara”.

Los expertos consultados aseguran que este fenómeno se conoce como xenoglosia y se contempla como fenómeno sobrenatural o relacionado con algunas creencias religiosas. Algunos casos han sido en su mayoría documentados como parte de un problema neurológico, relacionados con un suceso traumático o accidente, tras el cual los afectados recuerdan un idioma previamente aprendido.

Pero esta explicación no es relevante para el caso de O'Neal, quien no ha estado expuesto al idioma inglés, según su familia. Por su parte, la terapeuta lingüística Jalub Kawer, que pasó varias horas con el niño, concluyó que su nivel de inglés era el de un pequeño de tres años de una familia angloparlante, mientras que su árabe estaba muy por debajo del nivel medio.