Compartir

Al menos 11 pasajeros de un vuelo fletado por la aerolínea de indonesia Lion Air, que se disponía a despegar desde la isla de Borneo resultaron heridos como consecuencia del pánico desatado después de que un hombre asegurara que había una bomba a bordo.

Según informan diferentes medios locales, los hechos se desencadenaron el lunes, cuando uno de los pasajeros bromeó con la presencia de una bomba en la bodega de la aeronave. El comentario despertó el pánico entre aquellos que lo escucharon.

Uno de los pasajeros abrió una de las salidas de emergencia por donde intentaron salir varios pasajeros provocando una avalancha.

La Policía indonesia registró el avión para comprobar que no había bombas y detuvo al bromista y a un acompañante.

El 'South China Morning Post' informó que dos hombres fueron arrestados en relación al incidente y podrían ser condenados con hasta ocho años en la cárcel.

El director general de Lion Air Group, Edward Sirait, dijo que la aerolínea ha sufrido ocho amenazas falsas de bomba en lo que va de año, según la agencia Bernama.